miércoles, 15 de mayo de 2013

Cómo escribir un artículo de investigación y conseguir publicarlo

Introducción


Muchos de nosotros hemos sufrido la humillación de recibir una carta de rechazo de una revista médica. La carta suele ir en la siguiente línea:
Estimado Señor/Señora:
Su artículo es bueno y original, pero me temo que no vamos a publicarlo. El problema es que las partes buenas no eran originales y las partes originales no eran buenas.
"¿Por qué rechazó la revista nuestro brillante e innovador trabajo? Por desgracia, la razón a menudo es sencilla: el artículo estaba tan mal redactado y estructurado que los editores no lograron entenderlo. Los editores son seres humanos. Les impresionan favorablemente los artículos breves y de fácil lectura que tienen un mensaje claro.
"Escribimos este post para ofrecer una perspectiva desde dentro, como editores médicos, de qué constituye un artículo de investigación bien escrito."

Antes de escribir . . .

Ha concluido su trabajo de investigación y ahora viene la parte difícil: escribir sobre ello de forma concisa y estructurada. Antes de ponerse manos a la obra, hay unas cuantas cosas que puede hacer para facilitar el trabajo.

Elija una revista y escriba su artículo para el público de esa revista.

  • Asegúrese de que la revista elegida publica el tipo de estudio que usted ha realizado (por ejemplo, no envíe un estudio sobre animales a la BMJ, ya que la BMJ no publica investigaciones de este tipo).
  • Pregúntese qué saben ya sus lectores sobre el tema y qué quieren saber.

Lea las directrices.

  • Lea las instrucciones de la revista para los autores y su guía de estilo.
  • Asegúrese de conocer las directrices específicas sobre la redacción de ciertos tipos de estudios, como las directrices CONSORT para la notificación de ensayos aleatorizados controlados (www.consort-statement.org) y las directrices QUOROM para la notificación de revisiones sistemáticas (véase la tabla)1.

Piense en el mensaje que quiere transmitir y en su importancia.

  • Si los editores no logran entender el mensaje principal, rechazarán su artículo.
  • También lo rechazarán si no les ha convencido de que su estudio es importante.
  • Escriba siempre con claridad y sencillez para hacer llegar el mensaje al lector (muchos autores no lo logran).
  • Si el inglés no es su primer idioma, pida a una persona cuya lengua nativa sea el inglés que verifique la gramática.
Tabla: Directrices para la redacción de tipos específicos de estudios
Tipo de estudio Directriz
Ensayo aleatorizado controlado CONSORT (http://www.consort-statement.org)
Revisión sistemática QUOROM1
Análisis económico Grupo de trabajo de evaluación económica de BMJ 2
Estudio de exactitud diagnóstica STARD (http://www.consort-statement.org/index.aspx?o=1338)
Revisión de estudios de observación MOOSE (http://www.consort-statement.org/resources/downloads/other-instruments/moose-statement-2000pdf)



Cómo venderse a uno mismo

En muchos sentidos, conseguir ser publicado es similar a una transacción comercial. Usted tiene un producto (su artículo) que quiere vender a un comprador (el editor de la revista). Tiene que convencer al comprador de que el producto que le ofrece es valioso.
En particular, tiene que conseguir que su artículo supere el proceso de selección editorial. La BMJ utiliza las siguientes preguntas en el proceso de selección de artículos:
  1. ¿Tiene este artículo un mensaje claro?
  2. ¿Es original?
  3. ¿Es importante?
  4. ¿Es verdadero?
  5. ¿Es relevante para nuestros lectores?
Si no podemos responder "sí" a las cinco preguntas, el artículo no es para nosotros. Por lo tanto, cuando prepare su manuscrito, asegúrese de que puede superar la prueba de la selección.

¿Qué es lo primero que mira el editor?

¿El título? No. ¿El resumen? No. A menudo, lo primero que lee el editor es la carta de presentación. Por tanto, no eche a perder la oportunidad de vender su trabajo escribiendo algo aburrido del estilo de "Les ruego tengan a bien considerar este manuscrito para su publicación en su prestigiosa revista."
En cambio, explíqueles a los editores por qué tienen que considerar seriamente su trabajo: "Muchos investigadores se han preguntado si el fármaco x podría ayudar a reducir la frecuencia de las recidivas en la esclerosis múltiple. Nosotros hemos llevado a cabo el primer ensayo aleatorizado controlado en todo el mundo que investiga esta crucial cuestión."

¿Qué es lo segundo que mira el editor?

A continuación, el editor suele mirar el título. Este debe ser conciso e informativo. Lo ideal es que atraiga al lector sin revelar el final. No obstante, evite los títulos cursis o sensacionalistas, ya que pueden predisponer en contra al editor.
Un ejemplo de un buen título sería: "¿Puede la acupuntura ayudar en el síndrome de fatiga crónica? Ensayo aleatorizado controlado"
Un ejemplo de un mal título sería: "¡El asombroso efecto de la acupuntura en el síndrome de fatiga crónica!"
Muchas revistas insisten en que el título incluya el diseño del estudio. Por ejemplo: "Sistema de certificación de enfermedades en el Reino Unido: estudio cualitativo de las opiniones de médicos generales en Escocia."3 Esto permite a las personas que están realizando una revisión de la bibliografía médica identificar tipos de estudios concretos a partir simplemente de los títulos (por ejemplo, pueden estar buscando exclusivamente ensayos aleatorizados controlados).

¿Qué es lo tercero que mira el editor?

Después del título, el editor suele mirar el resumen. Algunas revistas, incluida la BMJ, toman una decisión inicial sobre si considerar o rechazar los artículos basándose exclusivamente en el resumen. Desgraciadamente, muchos autores redactan el resumen a toda prisa, prácticamente a última hora. No se dan cuenta de que sus posibilidades de publicación dependen de la solidez del resumen.
Su resumen tiene que ser un escrito claro y conciso que se sostenga por sí mismo. Los lectores deben poder comprender el mensaje de su estudio sin tener que leer todo el artículo. Dedique tiempo a redactar un producto acabado.
La mayoría de las revistas exige un resumen estructurado. Por ello, consulte las instrucciones para el autor de la revista en cuestión y averigüe cuál es la estructura que la revista desea que utilice. Habitualmente se le pedirá que indique:
  • Por qué llevó a cabo el estudio
  • Qué hizo (contexto, diseño, sujetos, criterios principales de valoración)
  • Qué encontró (resultados principales)
  • Qué conclusiones extrajo

Estructura IMRaD

Si va a escribir un artículo de investigación científica para una revista médica, probablemente se le pida que siga la estructura IMRaD, o introducción, métodos, resultados y discusión.4

Introducción

La introducción debe captar la atención de los lectores y centrarlos de inmediato en la cuestión fundamental que aborda el artículo. La introducción debe ser breve; generalmente es más que suficiente con dos o tres párrafos de poca extensión.
Evite la tentación de describir todo lo que ya se sabe acerca del tema. En cambio, sitúe al lector y, a continuación, resuma brevemente la situación actual. Lo ideal es que cite las mejores pruebas de las revisiones sistemáticas. El editor advertirá, por ejemplo, si usted olvidó mencionar una revisión Cochrane destacada que era relevante para su artículo.
Explique por qué era necesaria su investigación. ¿Qué aspectos de su trabajo eran nuevos e innovadores? ¿Por qué era importante para los médicos, los pacientes o los responsables políticos? ¿Abordaba su estudio alguna controversia?
Es aconsejable finalizar la introducción con una única frase que exponga una pregunta de investigación clara y concisa, así como la forma en que le dio respuesta. Por ejemplo, la siguiente es la última frase de la introducción de un estudio en la BMJ:
"Con el objetivo de determinar si esta asociación descrita entre el síndrome de Down y los defectos del tubo neural podría replicarse en otros trastornos, investigamos una población de Sudamérica."5
Evite revelar sus hallazgos o conclusiones en esta fase del artículo.
A continuación se muestra un ejemplo de una introducción bien redactada que ilustra estas indicaciones.
  • Observe que la frase introductoria nos lleva directamente al tema central.
  • Esto se sigue de una exposición de los detalles más importantes y, a continuación, de un breve resumen de las controversias y de las pruebas más sólidas.
  • La introducción finaliza con una pregunta de investigación clara y concisa.
  • Observe que los autores utilizan la voz activa ("Nosotros comparamos la rentabilidad") en vez de la voz pasiva ("La rentabilidad fue comparada"), en consonancia con las reglas de buena escritura6.
"En Reino Unido se producen más de 35.000 casos nuevos de cáncer colorrectal cada año, lo que supone una importante carga de enfermedad para los servicios sanitarios.1 2 En el momento de la presentación inicial, aproximadamente dos tercios de los pacientes se someten a una intervención quirúrgica con finalidad curativa, y la mayoría toma parte en algún tipo de programa de seguimiento a largo plazo.3 La justificación que subyace a este enfoque es triple: apoyo psicológico, facilitación de revisiones y detección y tratamiento tempranos de la enfermedad recidivante, con la posibilidad de mejorar la supervivencia.4 Las ventajas de la detección y el tratamiento tempranos de la enfermedad recidivante han sido objeto de intenso debate. Recientemente, los autores de este artículo y un grupo de revisión Cochrane informaron de forma independiente sobre dos metaanálisis de todos los ensayos aleatorizados de estrategias de seguimiento para pacientes tratados por cáncer colorrectal y mostraron una mejoría significativa de la mortalidad global en los pacientes sometidos a un seguimiento intensivo.5 6 Desde entonces se ha publicado otro ensayo aleatorizado que apoya estos hallazgos.7 Estos datos constituyen la primera prueba directa de que el seguimiento intensivo mejora la supervivencia.
"En contra de los novedosos datos sobre la eficacia del seguimiento intensivo, las prácticas en materia de seguimiento varían increíblemente en todo el mundo y, en el contexto de estos diversos protocolos, los costes para los servicios sanitarios son considerables.8-10 Nosotros comparamos la rentabilidad del seguimiento intensivo con la del seguimiento convencional en pacientes tratados por cáncer colorrectal."7

Métodos

En muchos sentidos, esta es la sección más importante del artículo. La BMJ rechaza muchos artículos porque los autores utilizaron un método incorrecto para dar respuesta a su pregunta de investigación. Por ejemplo, una posibilidad es que los autores hayan recurrido equivocadamente a un estudio no controlado para evaluar un nuevo fármaco, en vez de a un estudio aleatorizado controlado.
Es preciso aportar detalles suficientes como para que un lector cualificado supiera exactamente cómo repetir el estudio. Si los métodos no aparecen descritos con el suficiente detalle, el editor podría plantearse que está ocultando algo.
También tiene que señalar en su artículo que su comité ético aprobó su investigación y que los sujetos dieron su consentimiento informado para la participación en el ensayo. La BMJ no envía a revisión por expertos externos los artículos que no contienen una declaración clara sobre la aprobación del comité ético.

Estudios cuantitativos

Para los estudios cuantitativos, el editor se centra en cinco puntos principales de la sección de métodos. Es aconsejable guiar al editor por estos puntos dividiendo la sección Métodos en cinco subepígrafes.
  • Diseño
  • Muestra
  • Intervención
  • Criterios de valoración
  • Análisis de los datos

Diseño

Describa la forma en que se diseñó el estudio (cuadro 1).

Cuadro 1 Elementos que deben incluirse en la sección de diseño del estudio

1. Indique claramente el diseño que utilizó. ¿Qué diseño empleó?
  • ¿De observación o intervencionista?
  • ¿Prospectivo o retrospectivo?
  • ¿Controlado o no controlado?
  • ¿Un estudio de cohortes, un estudio transversal o un estudio de casos y controles?
2. Para los estudios controlados: ¿era un estudio aleatorizado?
3. Para los estudios aleatorizados controlados: ¿de qué forma exacta realizó la aleatorización? Por ejemplo, ¿utilizó números generados de forma aleatoria en sobres cerrados? ¿Cuál fue la unidad de aleatorización? Por ejemplo, ¿seleccionó pacientes individuales o consultorios de médicos generales?

Muestra

Explique cómo eligió su muestra. En particular:
  • ¿Cómo determinó el tamaño de la muestra? Debe incluir el cálculo de la potencia.
  • ¿Cómo incorporó a los participantes?
  • ¿De qué forma se aseguró de que su muestra era representativa de la población que deseaba estudiar?
  • ¿Qué medidas utilizó para reducir el sesgo en la forma de seleccionar la muestra?
  • ¿Cuáles fueron los criterios de inclusión y de exclusión?

Intervención

  • Describa la intervención que estudió y qué ocurrió en el grupo de control.
  • ¿Qué medidas tomó para evitar que los participantes supieran el grupo al que habían sido asignados? (Por ejemplo, hizo que el placebo y el tratamiento activo fueran indistinguibles uno de otro)
  • ¿Existe la posibilidad de que se produjera contaminación de los grupos?

Criterios de valoración

  • ¿Qué criterios de valoración decidió medir cuando diseñó su estudio? Debe especificar los criterios primarios y secundarios de valoración.
  • ¿Utilizó una herramienta validada para medirlos?
  • ¿Qué pasos siguió para reducir el sesgo a la hora de registrar los criterios de valoración? Por ejemplo, ¿el ensayo era doble ciego?

Análisis de los datos

¿Qué métodos estadísticos utilizó para analizar los datos?

Estudios cualitativos

Para los estudios cualitativos, el editor se centra en cinco puntos principales de la sección de métodos.8
  • ¿Era apropiado un enfoque cualitativo? Por ejemplo, se necesita un enfoque cuantitativo para responder a la pregunta "¿Qué proporción de fumadores ha intentado dejarlo?" Sin embargo, resulta apropiado un enfoque cualitativo para dar respuesta a "¿Qué impide a las personas dejar de fumar?"
  • ¿Cómo seleccionaron los investigadores el contexto y los sujetos?
  • ¿Han sido los autores explícitos en sus opiniones sobre la cuestión objeto de estudio? (En otras palabras, ¿es posible que el sesgo del observador afectara a los resultados?)
  • ¿Qué métodos utilizó el investigador para recopilar los datos? ¿Se describen dichos métodos con suficiente detalle?
  • ¿Qué métodos utilizó el investigador para analizar los datos? ¿Qué medidas de control de calidad se pusieron en práctica?

Importante

En la sección de métodos también tiene que explicar cómo decidió el número de pacientes del estudio. Recuerde que para mostrar pequeñas diferencias necesita un ensayo con un gran número de pacientes. Los ensayos a mayor escala permiten distinguir entre las variaciones debidas al azar y los pequeños efectos del tratamiento.

Resultados

En esta sección debe exponer exclusivamente los hechos. Así, por ejemplo, absténgase de analizar el posible significado de los datos.
Lo ideal es que la sección de resultados exponga ordenadamente los criterios primarios y secundarios de valoración, en el mismo orden seguido en la sección de métodos.
Explique de forma clara y sencilla sus hallazgos, mediante palabras y cifras. Las cifras principales deben ir en tablas y figuras. Cada figura o tabla debe transmitir solamente un mensaje. No se repita. No hay necesidad de duplicar la información del texto y de las tablas. Las tablas y figuras deben ser comprensibles por sí mismas: el lector no debería tener que consultar además todo el artículo ni leer la sección de resultados.
Tiene que convencer al editor de que la muestra era representativa de la población que deseaba estudiar. Por ejemplo, ¿cuál fue la tasa de respuesta? ¿Hubo alguna diferencia importante entre los sujetos que respondieron y los que no respondieron? Si la tasa de respuesta fue baja (inferior al 60%), la mayoría de las revistas considerará publicar el artículo siempre que:
  • No exista ningún motivo importante por el que los sujetos que respondieron sean diferentes de los que no respondieron.
  • La naturaleza de la pregunta de investigación o de la población objeto de estudio implique que no habría sido factible obtener una tasa de respuesta más alta.
Los datos estadísticos que usted presente deben informar al lector de los siguientes puntos:
  • ¿Qué probabilidad tienen sus resultados de ser verdaderos? (Por ejemplo, valores de P).
  • ¿Qué grado de confianza puede depositar el lector en los datos que usted ha presentado? (Por ejemplo, intervalos de confianza del 95%).
  • ¿Hasta qué punto podrán ponerse en práctica sus hallazgos? (Por ejemplo, ¿qué número es necesario tratar?)
Evite usar datos estadísticos para comparar todo lo que está a la vista.

Intervalos de confianza

El intervalo de confianza del 95% (o límites de confianza del 95%) incluiría el 95% de los resultados de estudios del mismo tamaño y diseño en la misma población. Esto es parecido, pero no igual, a decir que el verdadero tamaño del efecto (nunca conocido con exactitud) tiene un 95% de probabilidad de estar dentro del intervalo de confianza. La ventaja práctica de un intervalo de confianza (en comparación con un valor de P) es que presenta el intervalo de efectos probables.

Criterios de valoración

Los criterios de valoración que son marcadores de resultados centrados en el paciente a menudo reciben el nombre de criterios de valoración indirectos (por ejemplo, las concentraciones de alanina aminotransferasa son una referencia indirecta de la presencia de lesión hepática por sobredosis de paracetamol). Los investigadores deben utilizar criterios de valoración indirectos únicamente si los criterios de valoración centrados en el paciente no están disponibles y se ha establecido una relación sólida y sistemática entre los criterios de valoración indirectos y los criterios de valoración centrados en el paciente. Debe prestar mayor atención a los estudios que utilizan criterios de valoración centrados en el paciente que a los que utilizan criterios de valoración indirectos.

 

Discusión

Por desgracia, muchos autores utilizan la sección de discusión para redactar extensos ensayos que extrapolan ampliamente respecto de aquello que realmente mostraba su estudio. Evite hacer esto. En cambio, guíe al lector por los siguientes puntos.

¿Qué encontró?

Comience su discusión con una sola frase que exponga su hallazgo principal. Por ejemplo:
"En tanto que los fumadores de cigarrillos sin filtro con alto contenido en alquitrán con valores de alquitrán ≥ 22 mg presentaron el riesgo más alto de cáncer de pulmón, no detectamos ninguna diferencia en el riesgo en fumadores de cigarrillos con contenido medio en alquitrán (15-21 mg), contenido bajo en alquitrán (8-14 mg) y contenido muy bajo en alquitrán (≤ 7 mg)".9

Puntos a favor y puntos en contra

Analice ambos. Resulta tentador describir únicamente lo estupendo que es el estudio, pero los editores (y los lectores) suelen están más interesados en los problemas encontrados durante su trabajo. Todos los estudios tienen sus puntos débiles, y es preferible que usted mismo sea capaz de identificarlos, en vez de dejar que sean los editores y los lectores quienes los detecten. Como señala Tim Albert en el artículo de BMJ titulado The problem with writing, "Si los editores y los lectores identifican puntos débiles que no se analizan en el artículo, su confianza en éste se puede tambalear. ¿Qué otras debilidades podría haber que ni ellos ni los autores hayan identificado?"10

Establezca una conexión entre su estudio y lo acontecido previamente

¿Cómo encajan sus resultados con lo que ya se conoce sobre el tema? ¿Cuáles son los puntos fuertes y los puntos débiles de su estudio en comparación con estudios previos? ¿Por qué llegó usted a conclusiones diferentes?

Significado de su estudio

Tenga cuidado de no exagerar la importancia de sus hallazgos, ya que los lectores probablemente se formen su propia idea al respecto. ¿Qué cree que significa su estudio para los pacientes, los médicos o los responsables políticos?

Preguntas no respondidas

¿Cuáles son los aspectos que no se abordaron en la investigación? Evite usar el cliché "Es necesario realizar más estudios".
Si le preocupa haber escrito una sección de discusión larga y divagadora, comience de nuevo y redacte una discusión estructurada (cuadro 2).10

Cuadro 2. Sugerencia de estructura para la sección de discusión10

  • Declaración de los hallazgos principales
  • Puntos fuertes y puntos débiles del estudio
  • Puntos fuertes y puntos débiles en relación con otros estudios, con especial atención a cualquier diferencia en los resultados
  • Significado del estudio: posibles mecanismos e implicaciones para los médicos o los responsables políticos
  • Preguntas no respondidas e investigación futura

Importante

Debe evitar extraer conclusiones precipitadas en la discusión. En particular, debe evitar hacer esto al comentar los resultados del análisis de subgrupos. El análisis de subgrupos es el análisis de una parte de la población del ensayo en la que se cree que el efecto puede diferir del efecto medio. El análisis de subgrupos debe siempre indicarse como tal y solo debe incluirse un análisis de subgrupos previamente especificados.

Incorporación de la información adicional

En general debe concluir su artículo con:
  • Una lista de referencias bibliográficas
    • Cítelas de forma exacta
    • Limítese a las que tienen una relación directa con su trabajo
    • Siga las normas de estilo editorial de la revista
  • Agradecimientos
  • Colaboradores (indique qué hizo cada colaborador)
  • Una declaración relativa a conflictos de intereses (por ejemplo, BMJ pide a los autores que rellenen el formulario que se encuentra en http://www.icmje.org/coi_disclosure.pdf)
  • Una declaración de la persona o entidad que financió el ensayo
  • Una declaración sobre la aprobación del comité ético (si no la ha incluido ya en la sección de métodos).

Conclusiones sobre cómo lograr ser publicado

Conseguirá que le publiquen su artículo si:
  • Ha elegido una pregunta de investigación importante
  • Ha utilizado el método correcto para darle respuesta
  • Ha escrito una breve explicación de su estudio, donde ha seguido una estructura bien definida, utilizando un lenguaje claro para hacer llegar su mensaje al lector


Repase estas preguntas y respuestas para ayudarle a reflexionar sobre las cuestiones relativas a este tema.


¿A qué revista debo enviar mi artículo?

Esta pregunta tiene una gran importancia, ya que debe escribir su artículo teniendo en mente una revista concreta. Hay todo tipo de motivos por los que los autores elijen una revista para enviar sus trabajos, entre ellas el "factor de impacto" (una medida del número medio de citas a artículos de una revista) o su reputación. Sin embargo, lo ideal es elegir una revista en función del público al que usted querría llegar. Este público podrían ser médicos generales, todos los médicos, investigadores de atención primaria, responsables políticos o algún otro grupo. Hágase la siguiente pregunta: "¿Quién se beneficiaría en mayor grado de la lectura de mi trabajo?". Existen editoriales, como iMedPub, que ofrecen un amplio repertorio de revistas, tanto en Español como en Inglés, y generales de Medicina, o centradas en algunas de sus especialidades. Este tipo de editoriales es una buena opción porque en caso de no encarjar en una de sus revistas ellos mismos nos ofertarán otra, y si se ha procedido a la revisión por pares, esta es exportable, por lo que no es necesario comenzar de cero.

He llevado a cabo un estudio a pequeña escala en un hospital general comarcal. ¿Le interesaría mi estudio a una revista de gran impacto?

Los editores se interesan por los estudios que:
  • Son relevantes para el público de su revista
  • Están bien diseñados y ejecutados
  • Están redactados de forma clara
  • Aportan algo nuevo e importante
Por consiguiente, el tamaño y el contexto del ensayo importan menos que la calidad, la presentación, la novedad y la importancia del ensayo. El tema debe ser una cuestión que interese claramente a la revista. Debe ser posible generalizar los resultados a otros pacientes de forma que el estudio tenga algún valor para los lectores. Asegúrese de que la revista publica el tipo de estudio que usted ha llevado a cabo. Algunas revistas médicas, por ejemplo, no publican análisis económicos.
Recuerde que necesita venderse al editor. Si está redactando un estudio, y ya se han llevado a cabo estudios similares antes, tiene que persuadir al editor de que su estudio es diferente. Quizá, por ejemplo, el suyo es el primero que se ha llevado a cabo en un hospital general comarcal en vez de en un entorno de especialista.
Siempre debe justificar la forma en la que eligió la muestra, incluido el tamaño de ésta (tiene que indicar el cálculo de la potencia). Algunas revistas rechazan los ensayos aleatorizados controlados que tienen un resultado negativo si era demasiado pequeño (no tiene la potencia suficiente) para excluir una diferencia entre los grupos.

¿Cuánto tiempo debo reservar para la redacción del estudio? ¿Puedo hacerle un hueco entre otro trabajo clínico?

A menos que tenga un puesto de investigación en el que disponga de tiempo específico para la redacción, encontrar tiempo para escribir puede suponer un importante problema. Tim Albert, instructor de redacción médica, afirma: "Prácticamente todo el mundo está de acuerdo con la siguiente afirmación: 'No tengo tiempo suficiente para escribir.' "11
La mayoría de los escritores profesionales diría que es importante escribir con regularidad, por lo que puede ser útil reservar unos 20 minutos al día. Lo más importante que puede hacer para hacer más fácil el proceso de redacción es dedicar tiempo a la planificación antes de escribir. Por ejemplo, debe tener muy claro cuál será su público y el mensaje principal que desea transmitirle.
En un editorial de BMJ, Michael Docherty y Richard Smith señalan que la redacción no es una prueba de la valía personal, sino una herramienta para alcanzar un objetivo concreto. Cuando su texto haya llegado hasta donde se había propuesto, puede considerarlo un buen trabajo y pasar a otra cosa.11.

Me encanta investigar, pero escribir no me entusiasma. ¿Puedo dejar la redacción del artículo para el final?

Podría, pero puede ser más fácil empezar a estructurar y a poner por escrito las bases del artículo antes de empezar la investigación.
Es posible que se pregunte: "¿Cómo puedo escribir nada antes de empezar la investigación en sí?" La realidad es que usted debería contar ya con todos los elementos necesarios para su introducción. Usted debería:
  • Haber revisado la bibliografía científica (especialmente las revisiones sistemáticas) sobre el tema objeto de su estudio
  • Haber pensado en los motivos por los que es necesario su estudio
  • Haber formulado una pregunta de investigación clara a la que pretende dar respuesta
De igual forma, debe poder redactar la sección de métodos antes de llevar a cabo el estudio. Algunas revistas, como The Lancet, pueden comprometerse provisionalmente a publicar su investigación antes incluso de que la haya llevado a cabo, basándose en su protocolo de investigación.12
Recuerde que la buena redacción lleva tiempo. Es posible que haya hecho un trabajo de investigación espectacular, pero si no dedica tiempo a redactarlo de forma estructurada y con un mensaje claro, puede tener dificultades para publicarlo.

¿Qué debo hacer si una revista rechaza mi artículo?

Si cree sinceramente que su investigación era importante, estaba bien hecha y bien escrita, y que merece llegar al público de la revista, debe escribir una carta de apelación al editor.
A continuación le indicamos algunas de las cosas que debe y que no debe hacer al redactar una carta de apelación convincente.
Debe:
  • Ser educado
  • Señalar los motivos por los que considera que la revista puede haber pasado por alto un estudio importante
  • Cuestionar cada uno de los motivos que dio el editor para rechazar el artículo Ser firme y cortés
  • En caso necesario, vuelva a escribir el artículo teniendo en cuenta las críticas recibidas, y pida al editor que le eche otro vistazo. Quizá, por ejemplo, no hizo una descripción suficientemente detallada de sus métodos la primera vez.
No debe:
  • En ninguna circunstancia, insultar al editor ("¿Qué tipo de revista de segunda fila dirige? ¿Cómo puede ser tan estúpido de no ver la enorme importancia de mi trabajo?")
  • Hacer valer su cargo ("Debe publicar mi artículo porque soy profesor universitario")
  • Resultar agresivo o amenazador ("Si no publica mi artículo, me aseguraré personalmente de que nadie de mi universidad vuelva a enviarle sus estudios").

¿Conseguiré alguna vez publicar mi artículo?

Sí, siempre que la investigación merezca la pena. Casi todos los artículos acaban publicándose finalmente. Es posible que no consiga publicarlo en la revista de primera elección, pero con el tiempo se publicará en papel o en línea.
Si está intentando publicarlo en una segunda revista, es aconsejable enviarle los informes de expertos externos de la primera revista en la que probó suerte. Es posible que tenga que reescribir el artículo para cumplir las directrices de la segunda revista.

Tengo un conflicto de intereses, pero no me parece importante. ¿Qué debo hacer?

Si tiene dudas, lo mejor es declararlo. Todos tenemos conflictos de intereses y debemos declararlos abiertamente.
Los conflictos de intereses se pueden definir de la forma siguiente: "conjunto de situaciones en las que el criterio profesional en relación con un interés principal (como el bienestar de los pacientes o la validez de la investigación) tiende a verse excesivamente influido por un segundo interés (como un beneficio económico)."13 Richard Smith, entonces editor de la BMJ, señaló que: "Es una situación, no una conducta, y no hay nada malo en tener un conflicto de intereses. Ocurre con frecuencia."14

Si mi investigación era importante, ¿de verdad importa lo bien escrito que esté el artículo?

Sí, importa. Por importante que sea su estudio, no logrará publicarlo a menos que pueda transmitir un mensaje claro al lector acerca de por qué lo hizo, lo que encontró y lo que significa.

Importante

Hay datos que muestran que la forma en la que se presentan los resultados influye en la actitud de los médicos hacia un tratamiento. Un ejemplo de ello es el uso de los riesgos absoluto y relativo por parte de los investigadores. La reducción del riesgo relativo supondrá siempre una cifra porcentual mayor que la reducción del riesgo absoluto (por ello, la reducción del riesgo relativo parece más impresionante). Sin embargo, debe utilizar cifras de riesgo absoluto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Promociones iMedPub

Promociones iMedPub
Se regala la segunda edición de "Guía AEMIR de Actuación en Urgencias"